LA REALIDAD DE LA LUZ
 

“Cualquier representación es una represión”

Mario Scorzelli. El capital perdido. 2018

 

¿Cuánto guardan las paredes de lo que se aloja en ellas? ¿Cómo resuenan las memorias en las fotografías de esos espacios? Si los Museos son las instituciones que tienen como objetivo la preservación, conservación y enseñanza de las memorias de la humanidad, es decir parecieran ser los guardianes por antonomasia de historias y objetos testigos: ¿Qué huellas podemos percibir en las imágenes que las nombran?

 

Como parte de un proyecto mayor de 53 fotografías, el artista Nicolás Martella presenta en esta oportunidad, para la Sala Microespacio del Museo Provincial de Bellas Artes "Emilio Pettoruti" (MPBA) cuatro imágenes de las salas XIV (Impresionismo), XVI (Colección Guerrico), XVIII (Colección Santamarina) y XXXII (Arte latinoamericano y argentino de 1910-1945) del Museo Nacional de Bellas Artes (MNBA). Imágenes fotográficas de las paredes de un museo dentro de otro, dónde, como dos insistencias museales, una le recuerda a la otra su propia condición de representación y presentación.

 

Es sabido que una de las acepciones más básicas para nombrar la fotografía es aquella que la define como el proceso de proyectar imágenes y capturarlas tanto por el fijado en un medio sensible a la luz o por la conversión en señales electrónicas. Teniendo en cuenta esto y considerando también que el color podría definirse, siguiendo la clave de las definiciones más elementales, como la impresión producida por la luz en los órganos visuales, resulta inevitable preguntarse sobre la luz como parte del proceso de investigación del trabajo de Martella.

 

Las paredes de las cuatro fotografías de salas del MNBA pintadas de rojo, verde, azul y gris fueron seleccionadas dentro de toda la serie para hacer foco, en esta oportunidad, en el color. RGB (red, green, blue) o síntesis aditiva es el nombre por el cual conocemos dentro de las teorías del color al círculo primario de los colores luz, el cual daría como resultado al mezclarlos todos: blanco.

 

Recuperando entonces la pregunta en torno a lo que pueden albergar las paredes de los museos y sumándole a ésta la reflexión en torno a lo que perdura (la imagen capturada por una cámara, la imagen en una retina, el color en una pared), "La realidad de la luz" se presenta como un dispositivo que recupera la noción de imagen como un lugar donde las memorias se multiplican y reactualizan ante cada una de sus presentaciones.

 

 

GUILLERMINA MONGAN

LA PLATA, SEPTIEMBRE, 2018

 

Texto que acompañó la exhibición La Realidad de la Luz en la Sala Microespacio del Museo Provincial de Bellas Artes Emilio Pettoruti, de la ciudad de La Plata, del 7 de septiembre al 21 de octubre de 2018.